Calle Guerrero s/n, Frente a Terminal de Autobuses, Cuetzalan, Puebla.

HORARIO:

Lunes a Domingo

de 9:00 a 18:00

Mail: laescondidaecoparque@gmail.com

© 2016 La Escondida EcoParque de Aventura / Av. Guerrero s/n, Cuetzalan, Puebla.

Tel. 01 233 33 10918       Cel: +52 1 233 134 9494 

  • La Escondida
  • La Escondida

CONTACTO

  • Luz Mancilla

¿Qué es la cultura de la bio sustentabilidad?

En los últimos 100 años, el calentamiento global ha subido 0.76 grados Celsius. Si seguimos por el mismo camino de no tener una educación y respeto por nuestro hermoso planeta, se pronostica que la temperatura subirá de 2 a 5 C al final del siglo.

Para entender el concepto antes mencionado, debemos de partir del siguiente concepto: la biodiversidad. La biodiversidad, posee un valor intrínseco, constituye la base del Patrimonio Natural y representa un recurso estratégico, ya que es la base de una gran variedad de bienes y servicios ambientales esenciales para el desarrollo humano. Por lo tanto, conservar y utilizar la biodiversidad de forma sustentable es la forma de mantener la estabilidad de los ecosistemas.

La cultura de la bio diversidad no sólo se refiere a separar los residuos y entregarlos separados, y ya está, pero no es tan sencillo.Ser sustentable implica muchos aspectos de cambio, desde ser conscientes de lo que verdaderamente es indispensable para sustentar una buena vida, hasta estar en la disposición de hacer lo que sea necesario para la protección de la vida, de todo el conjunto ecológico en el que nos encontremos.

Esta cultura se centra en el respeto y el equilibrio de nuestros consumos teniendo en mente el impacto que tenemos en cada decisión de consumo que tengamos.

Debemos de girar en el camino para preservar nuestros hogares y personas queridas. Buscar alternativas de cuidado al ambiente en donde se preserven los valores como el respeto a la naturaleza y más que nada, apoyar la difusión de estos hábitos para que más gente pueda ser parte de estos movimientos y juntos cambiemos el curso qu actualmente condena a nuestro hogar, el planeta tierra.


Escrito por Santiago Rentería

4 vistas